Ventajas de entrenar por Potencia.

ciclistasTras un pequeño repaso a las formulas de la física, vemos que uno de los conceptos que tenemos que desarrollar en los entrenamientos es la potencia, que nos dará más velocidad para cuando llaneamos y más fuerza para cuando subimos un puerto de montaña.

Repasando que es Potencia?

En el colegio nos enseñaron que Potencia=Trabajo / tiempo;

también nos dijeron que Trabajo = Fuerza * espacio;

sustituyendo en la formula de la potencia, el trabajo, nos quedaría,

                                  Potencia = Fuerza * espacio / tiempo;

y si sabemos que              Velocidad = espacio * tiempo;

nos quedaría que              Potencia = Fuerza *Velocidad;

Unidad de potencia = vatio (W).

Para la realización de estos entrenamientos es necesario de disponer en nuestra bicicleta de un medidor de potencia, cada vez más dentro del mundo del ciclismo.medidor

Tras una pequeña introducción donde vemos las ventajas del entrenamiento de vatios frente al de pulso, vemos algunas de las posibilidades que nos da el entrenamiento con el medidor de potencia; desde el cálculo del umbral funcional y elaboración de zonas de entrenamiento en vatios, hasta el análisis de las características aerodinámicas del conjunto ciclista-bici.
El pulsómetro ha sido y sigue siendo la herramienta básica para el control y planificación del entrenamiento de los deportes de resistencia, sin embargo, mientras que en una piscina contamos con el tiempo por piscina, y en una carrera con el ritmo o velocidad como elementos para compaginar con el pulso, en ciclismo salvo que utilicemos un velódromo, nos encontrámos cojos dadas la cantidad de variables que afectan al entrenamiento ciclista y al pulso: viento, temperatura, terreno, rodaje en grupo o en solitario, altitud, hidratación, sueño, alimentación, adaptación al entrenamiento…son solo alguna de las variables que modifican constantemente la F.C. al ciclista y que hace que se desvirtúe la relación existente entre intensidad del ejercicio (F.C.) y zonas de entrenamiento.

Cuando trabajamos con potencia, obtenemos indicaciones claras sobre la intensidad del ejercicio y nos permite “medir”, cuantificar toda nuestra carga de entrenamiento ciclista, ya sean en rodajes o series de sprints.
Gracias al trabajo con medidores de potencia podemos estudiar fácilmente los puntos fuertes y débiles del ciclista, estableciendo un perfil individual que nos permitirá trabajar esas zonas en función de los intereses según la especialidad del deportista.

De la misma forma, nos va a permitir valorar nuestro nivel relativo en cada zona y ver la evolución de la misma.

.-Más información sobre el tema en el artículo publicado por el Dc. Coggan,PowerProfiling

Determinar la intensidad de la carga, las zonas de entrenamiento , de manera precisa e independiente del recorrido, del viento, de si voy en grupo o solo, etc, es una de las grandes ventajas de los medidores de potencia. Una vez conocido nuestro umbral funcional con potencia nos queda calcular las zonas de trabajo según potencia, para así poder realizar el entrenamiento acorde a ellas y según el objetivo que persigamos.

En el siguiente cuadro diseñado por Andrew Coogan en su Training and Racing with a PowerMeter, nombró siete zonas de trabajo muy utilizadas en la actualidad.

tabla

ESF: se refiere a la percepción del esfuerzo subjetivo del ciclista al acabar la prueba en una escala del 1 a 10.
 

Aqui os dejo una hoja de cálculo en la que nos dice la potencia que necesitamos para ir a una velocidad dada y con una pendiente de X%, teniendo en cuenta el peso del ciclista y la bicicleta. Watios

Hasta la próxima.

Biker.Bdn.

This entry was posted in Entrenamiento. Bookmark the permalink.

Comments are closed.